Aula Multisensorial

 

 Tras realizar un estudio de la población infantil empadronada en Palma de Mallorca hemos concluido que actualmente existe muy poca oferta educativa para los niños de 0 a 3 años con necesidades educativas especiales. Queriendo paliar esta situación, hemos creado un aula de estimulación multisensorial, siendo ésta una de las pocas que existen en Mallorca. El aula constituye un espacio en el que se pueden trabajar los sentidos como requisitos básicos y necesarios para percibir e integrar el mundo que nos rodea, queriendo dotar a los niños de un entorno estimulante que mejore su calidad de vida.

 

Características generales de los niños con necesidades educativas especiales y beneficios del Aula Multisensorial

  •  No interactúan libremente con el mundo.
  •  Experimentan un mundo que no se relaciona con ellos e ignoran que pueden actuar e influir en el medio.
  •  Su motivación es escasa.
  •  Muestran estereotipias, signo claro de que necesitan estimulación sensorial.
  •  Dificultades en el lenguaje expresivo y comprensivo.
  •  Frecuentes problemas físicos: visuales, motóricos, auditivos...
  •  Problemas cognitivos.
  •  Alteraciones neurológicas.
  •  Escasas habilidades sociales.
  •  Falta de autonomía.
  •  Falta de iniciativa e investigación en el medio.
  •  Dificultades de percepción.

Ante este mundo de dificultades, se nos plantea la necesidad de dotar a los niñ@s de un entorno estimulante que favorezca la adquisición de diferentes experiencias, que les ayude a significar las sensaciones que perciben.

Por todo ello, en este epígrafe nos centraremos en evaluar las potencialidades que un espacio multisensorial puede producir sobre aquellos niños afectados por lesiones, discapacidades o cualquier tipo de deficiencia sensorial, así como los beneficios de la estimulación multisensorial en el aula. De esta forma, desde el punto de vista de la educación especial, habría que señalar qué sujetos se pueden beneficiar:

  •    En los alumnos discapacitados, el aula multisensorial consigue potenciar las relaciones positivas fuera del estrés del centro educativo y logran mejoras importantes en la lógica, concentración y coordinación. Según las estadísticas, el uso de espacios de estimulación multisensorial se ha convertido en la terapia más utilizada en el mundo.
  •    En los discapacitados cognitivos se ha demostrado que la aplicación de estímulos es una de las terapias más ventajosas, ya que mejora la calidad de vida de estas personas tanto aumentando el grado de autonomía, la tolerancia, el control emotivo y la comprensión de términos familiares, como mejorando la reacción a los estímulos sensoriales. Así, las aulas multisensoriales sirven de instrumento de comunicación no verbal, dado que potencian la relajación y aportan incentivos a estos discapacitados, que no se obtendrían de otras formas.
  •    Los resultados más positivos del empleo de aulas multisensoriales se han obtenido con personas con autismo. De hecho, la utilización de materiales snoezelen consigue reducir hasta un 75% el daño autoprovocado y la agresividad en este tipo de pacientes, frente a otras terapias que no emplean este tipo de materiales.

También se pueden beneficiar de una educación especial dentro de estas aulas todos aquellos sujetos con dificultades en el lenguaje, en la percepción sensorial, con déficit visual, auditivo (sordos), motórico (parálisis cerebral), o plurideficientes.

Metodología

Partimos de la "situación real" de cada persona, conociendo sus capacidades y dificultades y valorando sus "potencialidades". En la línea de descartar toda idea "preconcebida", el punto de partida será en todos los casos el protocolo de evaluación.

Se realizará una intervención específica e individual, adaptando el programa de Estimulación Multisensorial a cada caso concreto. En consecuencia, se tendrá en cuenta la particular "idiosincrasia" de cada niño, aceptando plenamente su individualidad, en una concepción global de la persona. En ningún caso se realizarán valoraciones parciales entendidas como la "suma" de las diferentes deficiencias.

Se adaptará el Programa de Estimulación a cada alumno y alumna en concreto. Las conclusiones a las que lleguemos no son una calificación o "etiquetado", sino un punto de partida del programa a llevar a cabo con cada sujeto, así como práctica de evaluación continua.

Se establecerá un clima de bienestar, agradable y relajado, evitando situaciones tensas que pudieran generar cualquier tipo de ansiedad. La relación con el alumno o alumna vendrá presidida por una adecuada comunicación afectiva.

Debemos tener presente que el medio que utilizan los alumnos y alumnas plurideficientes para "conectar" con su entorno y de percibir lo que ocurre a su alrededor no se limita al relacionado con la vista, el oído y sus manos, pues resultan igualmente importantes el olfato, el gusto y todo su cuerpo.

Ofertaremos diversidad de "estímulos" de manera intensificada y reiterativa, con objeto de favorecer la formación de la percepción. Nuevamente, la selección de estímulos a ofertar debe ser personalizada.

Se utilizarán diversos materiales, tanto adquiridos como de elaboración propia, tales como cuentos multisensoriales, caretas de madera, muñecos adaptados con sonidos, luz, movimiento, etc., así como aquellos que resulten familiares y significativos para el niño.

Crearemos una estructura organizada y predecible, presidida por el establecimiento de rutinas que favorezca la percepción de contingencias y contribuya a generar un clima de seguridad: llegamos al aula saludamos; ponemos en el panel de comunicación relativo a la clase la foto del profesor o profesora y de los alumnos o alumnas que están en clase; comentamos; posteriormente vamos al panel de estructura temporal, luego al atmosférico, al de emociones...

Estructuración del espacio dentro del aula, con la utilización de rincones y dejando claras las actividades a realizar. Uso de Zonas específicas de Información (Z.E.I.): zonas con claves visuales que siempre están situadas en el mismo sitio dentro del aula. Paneles temáticos de comunicación: panel de estructura temporal, panel atmosférico, panel de emociones...

Las  sesiones serán individuales o grupales (3-4 niños) según las características y necesidades de cada niño. El tiempo de las sesiones será de 45 minutos, siendo aconsejable 2 sesiones por semana. En cada sesión las actividades serán diferentes para hacer más variada la práctica; pero para que estas actividades tengan resultado deberán repetirse posteriormente.

Se llevará una hoja de registro por sesión y niño para poder controlar su evolución.

 

Elementos de la sala

Nuestra sala es un espacio donde el ambiente ha sido creado a partir de una iluminación difusa, se trata de un lugar polivalente, dinámico e interactivo, lleno de recursos para facilitar la maduración de los niños y la interacción con el medio que les rodea.

Elementos:

  •  Tubo de burbujas: que trabaja la estimulación visual, táctil y auditiva. Es un tubo acrílico por el que ascienden burbujas de colores al mismo tiempo que vibra.
  •  Pódium de espejos: que trabaja la estimulación visual y táctil. Conjunto de espejos irrompibles.

         Piscina de bolas: que trabaja la estimulación táctil y propioceptiva. En su interior hay bolas que son las que acarician toda la superficie del cuerpo.

  •  Haz de fibra óptica: que trabaja la estimulación táctil y visual. En las fibras aparecen y desaparecen multitud de puntos de luz que cambian de color, estas variaciones provocan un efecto relajante a quien las mira.
  •  Corazón luminoso y luz ultravioleta: que trabaja la estimulación visual. La luz ultravioleta tiene como accesorios unos tubos de diferentes colores que al colocarles debajo de la luz brillan.
  •  Colchón vibratorio: que trabaja la estimulación somática. Tiene calefactor y transmite vibraciones que producen una sensación relajante.
  •  Panel de luz y sonido: que trabaja la estimulación visual y auditiva. Pantalla que responde a cualquier ruido cambiando su color y aspecto luminoso. Puede utilizarse con música ambiental, o hablando a través de un micro.
  •  Puf de microbolas: que trabaja la estimulación propioceptiva. El niño puede tumbarse casi por completo. Su recubrimiento es como el de las colchonetas, y está relleno de bolas de polietileno expandido. Este material ayuda a que los niños adopten una postura determinada.
  •  Bola reflectante: que trabaja la estimulación visual. Se trata de una bola que proyecta dibujos y un foco que hacen que multitud de luces de colores giren por la sala lentamente.
  •  Proyector de imágenes: que trabaja la estimulación visual. Funciona con discos que van girando por lo que las imágenes que proyecta varían.
  •  Columpio: que trabaja la estimulación vestibular. Permite balanceos en todas las direcciones y los giros. Paneles táctiles: que trabaja la estimulación táctil, visual y la coordinación oculomanual. Son paneles constituidos por material de diferentes texturas y elementos que permiten actividades relacionadas con la estimulación táctil y visual. Los paneles son de construcción propia.
  •  Alfombra sonora: que trabaja la estimulación táctil y auditiva. Produce diferentes sonidos según se va presionando.
  •  Difusor de esencias: Trabaja la estimulación olfativa, permite asociar un determinado color a un determinado olor.
  •  Caja de aromas: trabaja la estimulación olfativa, permite asociar un aroma con una fruta.
  •  Masajeador vibrador: que trabaja el área somática. Son diferentes aparatos que proporcionan distintos tipos de vibración. Con ellos podemos realizar masajes por diferentes zonas del cuerpo.
  •  Ducha seca: trabaja el área somática. La "ducha" se pasa por todo el cuerpo con la finalidad de que el niño perciba las sensaciones exteroceptivas a través de todo el cuerpo.
  •  Rulos y cuñas: que trabaja el área somática y vestibular. Este material se utiliza para colocar al niño en diferentes posiciones y posturas.
  •  Pelota grande: trabaja el área vestibular/ vibratoria. Se coloca al niño en la pelota y se mece (vestibular); en la misma posición le damos golpecitos a la pelota o le aplicamos altavoces para que el niño reciba a través de la pelota las sensaciones exteroceptivas de la vibración.
  •  Manguera luminosa: trabaja el área visual. Contiene en su interior luces de colores; la podemos usar colocándola en un lugar fijo sin contacto con el niño o envolviendo a éste con ella dejando que la manipule libremente.
  •  Músicas diversas: trabaja el área auditiva. Diferentes tipos de música para ser utilizada con diferentes finalidades (relajación, subir el ánimo, música ambiental, trabajar los contrastes...).
  •  EVO: Estimulación visual por ordenador. Son estímulos visuales que aparecen y desaparecen en la pantalla.
  •  Además de los elementos principales mencionados también hay en la sala los siguientes: diversos frascos de aromas, material de distintas texturas, material de foam para trabajar la psicomotricidad.

 

Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies