Psicología Infanto - Juvenil

Los servicios de psicología van dirigidos a los niños / adolescentes desde el nacimiento hasta los 18 años de edad con dificultades académicas, emocionales o de conducta.

 

La terapia infantil consta de dos partes diferenciadas. En la primera se hace una evaluación de las características del paciente a través de tests psicológicos y con la ayuda de la família y de la escuela. A partir de aquí se diseñará una intervención con el objetivo de paliar las dificultades del niño/adolescente. El tipo de tratamiento y el número de sesiones variará dependiendo del motivo de consulta.

 

Diferenciamos entre una atención temprana (0 - 6 años) y una atención psicológica infantil-adolescente.

La atención temprana va dirigida a niños con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos. Es una intervención precoz preventiva. El objetivo es ayudar a paliar las dificultades actuales del niño y evitar que se agraven.

En el caso de los niños / adolescentes de 6 a 18 años se hace una tipo de terapia basada en la orientación teórica cognitivo - conductual, así como la terapia estratégica breve. El trabajo consta de dar estrategias al niño/adolescente para poder afrontar sus problemas y poder solucionarlos. Asimismo, también se dan pautas y estrategias a los padres para poder trabajar los problemas de sus hijos. El trabajo siempre se hace con la ayuda de las famílias, y en los casos necesarios, de la escuela.

 

Las problemáticas aboradadas desde la Psicología Infanto - Juvenil són:

 

  • Trastornos del comportamiento: agresividad, rabietas, conducta negativista-desafiante, desobediencia, celos.

 

  • Trastornos del estado de ánimo: depresión infantil, trastornos desadaptativos, tristeza, procesos de duelo, baja autoestima.

 

  • Trastornos de ansiedad: ansiedad generalizada, ansiedad por separación, miedos, fobias, mutismo selectivo, ataques de pánico y trastorno obsesivo - compulsivo.

 

  • Trastornos de eliminación: enuresis y encopresis.

 

  • Trastornos del sueño

 

  • Trastorno por déficit de atencion con o sin hiperactividad.

 

  • Trastornos del desarrolllo: autismo, asperger y trastornos no especificados.

 

  • Falta de habilidades sociales

 

  • Falta de hábitos de autonomía

 

  • Acoso escolar: bullying